Las 7 Técnicas que deberías controlar para ser asertivo

Las 7 Técnicas que deberías controlar para ser asertivo

¡¡Por fin!! Tenía muchas ganas de comenzar un artículo sobre comunicación asertiva, y qué mejor que empezar por unas reglas básicas para ser asertivo que seguramente habrás usado alguna vez y ni siquiera te has dado cuenta.

Como seres sociales que somos, la asertividad en las relaciones interpersonales nos allanará el camino hacia nuestros objetivos, nos dotará de habilidades comunicativas imprescindibles para exponer ideas, debatir eficazmente, y mejorará nuestras relaciones tanto sentimentales como profesionales.

Tener buenas relaciones, saber comunicar y usar el lenguaje correcto, tanto verbal como físico, a la hora de exponer nuestras ideas nos asegura una mejor calidad de vida, salud, y éxito profesional.

Por ello y por otras razones es importante saber comunicar nuestras ideas con eficiencia y con asertividad. No podía crear un blog sobre psicología y desarrollo personal sin hablar del poder que tienen en nuestra vida las relaciones sociales y la comunicación asertiva.

Antes de continuar, te animo a que leas este artículo para averiguar hasta qué punto eres asertivo. Solo te llevará un par de minutos.

Técnicas de asertividad básicas para mejorar tu comunicación

Hay mucha información escrita sobre la asertividad en el trabajo o con la pareja, por ello intentaré ir al grano y explicarlo de una forma amena y fácil para que puedas aplicarlo en tu día a día desde ya.

Cada técnica incluye un ejemplo sencillo para que te sitúes en un contexto.

Que aprendas estos 7 tipos de técnicas o métodos de comunicación asertiva no significa que ya dispongas de todos los recursos para ser asertivos. Esta habilidad se aprende y entrena y en muchas ocasiones se convierte en un ejercicio de autoconocimiento.

¡PRIMERA CONSULTA PSICOLÓGICA GRATIS! - SABER MÁS AQUÍ. ¿HABLAMOS?

Las siguientes 7 técnicas de asertividad son muy básicas, seguramente ya las conozcas, pero me veo obligado a citarlas para aquellas personas que no las haya visto antes. Si ya las conoces, te servirá de recordatorio, que nunca viene mal 😉

¿Cuáles son esas 7 Técnicas o Métodos para ser asertivos?

DISCO RAYADO

En esta técnica trataremos de repetir insistentemente aquello que pensamos con respecto a una propuesta o sugerencia que no nos interesa.

Sin alterarnos, y manteniendo el control y la calma, repetiremos nuestro argumento sin entrar en justificaciones, excusas o razones que faciliten a la otra persona generar nuevos argumentos que le sirva para convencernos.

Por ejemplo:

«-¿Te vienes al cine esta noche?

-No, gracias. Tengo que estudiar, no voy a poder. Te lo agradezco.

-¡Vente! Mañana sigues con los estudios, date un respiro. ¡Venga!

-No, en serio. Te lo agradezco.

-Un día es un día. Vamos vente, lo pasaremos bien. La película es muy buena.

-No, gracias. No voy a ir.»

√ EL USO DEL «PERO»

Usar el «pero» tiene puntos fuertes y no tan fuertes. Por ello hay que usarlo con cuidado. Te explico.

Ejemplo:

«-Siempre estás en casa y nunca quieres salir a dar un paseo.

-Tienes razón, pero es que estoy muy ocupado estudiando inglés y buscando un empleo.

– Ya pero eso puedes hacerlo en otro momento y además no creo que encuentres nada porque estamos en crisis.»

Con esta técnica, le estaremos valorando positivamente su proposición pero al mismo tiempo le estaremos dando un argumento que justifica o apoya nuestra decisión, algo que puede usar para crear un nuevo argumento que «tire por tierra» nuestras razones.

Aún así podemos usarla en alguna situación concreta.

 INFORMACIÓN MÚTUA

En esta técnica desarrollaremos y expondremos un argumento paralelo al que la otra persona nos está diciendo.

La actitud, para que nos escuche y entienda, es en primer lugar tener nosotros mismos esa actitud. Coloca tu cuerpo orientado hacia esa persona, mírale a los ojos, asienta con la cabeza para indicar que estas entendiendo y aceptas y respeta lo que dice, ten por tanto una escucha activa para que tu interlocutor diga lo que tenga que decir para luego nosotros exponer un argumento coherente y de peso para mantener nuestra decisión sobre un tema.

No conteste a lo que te ha dicho previamente, sino aprovecha ese turno para hablar de tus razones. No está de más que comiences diciendo que «entiendes y respetas su argumento».

√ ASERCIÓN NEGATIVA

Esta técnica es muy efectiva para llegar rápidamente a un estado de calma y sosiego, pues la otra persona comenzará a exponer sus argumentos, posiblemente enfadado, y nosotros reaccionaremos dándole la razón.

Para ello debemos estar totalmente convencidos que lleva la razón, no estaría bien mentir y luego dar nuestras razones contrarias ya que perderíamos la confianza de esa persona.

En cambio si podemos, posteriormente, usar la técnica anterior (Información Mútua) para que sepa que lo hiciste por alguna razón en concreto, aunque aceptas que estuvo mal e intentarás corregirlo.

Ejemplo:

«- Sabes que estoy pasándolo mal últimamente. Podrías haberme llamado más para saber de mí.

– Tienes razón. Debería haberte llamado más para saber cómo te encontrabas. A partir de ahora estaré más cerca y atento.»

√ INTERROGACIÓN NEGATIVA

Muchas veces reaccionamos de forma agresiva ante un comentario sin saber previamente cuáles son las razones y sentimientos que tiene la otra persona al respecto y por qué le ha llevado a decir eso.

Esta técnica te servirá para comprender qué le motiva a la otra persona y por qué te ha dicho eso.

Ejemplo:

«- ¿Qué tiene de malo que salga con mis amigas?

– ¿Qué problema ves en mi forma de conducir el coche?»

√ REPETIR LO QUE SIENTE LA OTRA PERSONA

Esta técnica asertiva es una de mis preferidas. Con ella indicamos directamente a la otra persona que la estamos escuchando, que nos interesa lo que dice, y que nos preocupa cómo se siente, algo muy importante en las relaciones de pareja.

Consiste en repetir algunas palabras que nos ha dicho relacionadas estas con la importancia de su argumento. Veámoslo mejor con un ejemplo sencillo.

Ejemplo:

«- Sé que te gustaría que te acompañara este fin de semana a la discoteca, porque hace tiempo que no sales y tras tu ruptura sentimental te sientes sola, pero ahora mismo me viene fatal.»

√ PARAFRASEAR

Este método o técnica asertiva te permitirá salir airoso de críticas o reproches.

Responder con una pregunta, puede ser visto por la otra persona como un ataque, además de que es de mala educación, pero hará reflexionar a la otra persona sobre las bases razonables de su argumento, que posiblemente no las tenga.

Por ejemplo:

«- No tienes ni idea de conducir un coche.

– ¿Te sentirías mejor si te digo que tienes razón?

Conclusión

Recuerda estas técnicas asertivas cuando estés en el trabajo, te encuentres bajo presión o muy enfadado.

Con este artículo no pretendo que evites enfadarte.

Este es un derecho fundamental que no podemos ignorar, pero si te ayudará a controlar la forma en la que te enfadas y a mejorar relaciones con métodos de asertividad muy usados y exitosos.

En una relación es normal a veces mostrar rabia e ira, pero si lo que quieres es llegar a una solución para ambas partes lo antes posible, céntrate más en la forma en la que manifiestas ese enfado que en el enfado en sí. Busca una manera de comunicar cómo te sientes y no te pierdas en esas emociones del momento.

No es fácil, ya, pero todas las personas de éxito en la vida han aprendido esta forma de comportarse, y tú también podrás.

Ser asertivo se perfecciona cada día un poco más, es un camino que a medio y largo plazo te dará beneficios y podría cambiar tu forma de ver la vida. Pruébalo, no tienes nada que perder y si mucho que ganar.

¿Alguna vez has practicado una de estas técnicas?

¿Cuéntame tu experiencia?

¿Me ayudas a compartirlo?