¿Por qué no tengo amigos?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, pero quiero ayudarte a que descubras la razón por la que tus círculos sociales, amistades y relaciones personales parecen que están llegando a un nivel insostenible. Recuerda que tú eres capaz de poner remedios a tus problemas, más de lo que crees. De esta manera, veamos posibles soluciones a la pregunta: ¿Por qué no tengo amigos?

Ahora si. Comenzamos.

Nota: si eres menor de edad, estás en España y estás recibiendo acoso en la escuela, puedes llamar a este teléfono: 900 018 018. Es gratuito y anónimo.

¿Dónde están mis amigos?

Como todo proceso de autoconocimiento, requiere de un esfuerzo por tu parte, así que espero que estés motivado o motivada a analizar los puntos que hacen que no tengas amigos. Imagino que si has llegado hasta aquí es que podemos contar con cierto nivel de motivación para ello, sino, existen formas de conseguirlo.

Aún así, te aconsejo aprendas más sobre la asertividad, o sobre cómo mejorar tus relaciones personales y profesionales.

Posiblemente has tenido amigos antes, y ahora estés pasando por un periodo confuso donde sientes esa soledad y silencio interior que podemos sentir cuando estamos solos. Puede ser normal no tener amigos para salir en un determinado momento de nuestra vida.

Esto no significa que no vayas a tener amigos o amigas en el futuro.

De forma que es muy probable que ahora estés en un momento de tu vida donde no tienes amigos cercanos con quien compartir aficiones, tiempo de ocio, o simplemente contarle tus problemas y escuchar los suyos.

Somos seres sociales por naturaleza, de manera que nuestra supervivencia, autoestima, y felicidad, están muy arraigadas a nuestra propia historia evolutiva como ser humano. Es algo vital que hay que solucionar para conseguir un nivel de vida de calidad y ser feliz.

Dos motivos por los que estás sin amigos ahora mismo

Las razones pueden ser varias pero podemos resumirlas en dos grandes pilares con el fin de mejorar su análisis y clasificación.

Por un lado aquellas causas externas a ti, y por otro lado las causas internas a ti.

Cuando nos sentimos solos o solas, sin amigos o personas con las que practicar deporte o compartir una afición, hay que tener en cuenta esas dos variables. Me explico.

Un ejemplo por el que te puedes encontrar sin amigos puede ser tanto porque has cambiado de ciudad (causa externa), o porque estás sufriendo una ruptura sentimental o conflicto con tu pareja y estás triste, apagado, … (causa interna).

Aún así, si ahora mismo no dispones de amigos a tu alrededor, posiblemente se deba a un poco de las dos, es decir, que tanto la situación como tu comportamiento tengan algo que ver.

La edad también es un factor importante.

La autoestima y la adolescencia son dos conceptos muy unidos ya que es una etapa donde madura y en la que necesitamos de los amigos para formar nuestra identidad personal. Por ello buscamos a personas afines a nosotros, con los mismos gustos y preocupaciones.

Por qué no tengo amigas
Por qué no tengo amigas

¿Cómo hacer amigos nuevos?

La primera pregunta que voy a hacerte es: «¿Has llamado a alguien recientemente? ¿Con cuantas personas te has puesto en contacto en estos días?»

Independientemente de lo que te haya sucedido (has cambiado de domicilio, o algún amigo con quien compartías mucho tiempo se ha marchado), debemos pasar a la acción. Vamos a ver a continuación 4 consejos para encontrar amigos hoy mismo.

  1. No te quedes en casa, ahí no conocerás a nadie. Hay muy pocas probabilidades de que alguien toque a la puerta y te diga: «Oye, esta noche hay una película muy buena en el cine. Me llamo Inés. ¿Te vienes al cine conmigo?«
  2. Hay que pasar a la acción. No sirven las excusas. Intenta contactar con personas, viejos amigos o conocidos, personas del trabajo, o la frutería de la esquina. Hay alguien esperando conocerte, y deseando que le hagas reír o escuchar lo que tiene que decir. 
  3. Usa tus aficiones para conocer gente nueva. La mejor manera de conectar con personas afines, con inquietudes iguales a las tuyas o pasiones que compartir, es recurrir a tus aficiones. Anota en un papel solamente tres aficiones que tengas. Por ejemplo, leer, pasear, y hacer pulseras. Puedo asegurarte que a menos de 500 metros de tu casa (si no vives aislado en el campo) hay una o dos personas que comparten alguna de tus pasiones. Busca en Internet, asociaciones, incluso en carteles de publicidad de la panadería. Suelen poner todo tipo de anuncios de actividades y programas.
  4. Cambia un poco tu actitud. Muchas veces es nuestra forma de comportarnos con los demás el motivo por el que no cuesta tener nuevas relaciones. Igual has estado pasando por cambios en tu vida que te han hecho más tímido, con un carácter insoportable, o has estado trabajando o estudiando como un loco. No te imaginas lo que un pequeño cambio de actitud puede hacer en tu vida.

Posibles causas por las que no tienes amigos o amigas

Las causas por las que te has quedado sola o solo pueden ser muchas, lo sé, pero la mayoría de las personas sufren esa soledad casi siempre por los mismos motivos.

«Creo que tengo baja autoestima»

La autoestima es un factor determinante a la hora de crear y mantener relaciones sociales adecuadas, sanas y estables. «Los amigos hay que cuidarlos», dicen, y «quien tiene un amigo, tiene un tesoro». Y es cierto.

Pero podemos encontrar una paradoja en esto. No tengo amigos por baja autoestima, y tengo baja autoestima por no tener amigos.

Un buen método para solucionar esto es dar el primer paso saliendo a la calle con una actitud positiva, por ejemplo si nos encontramos a una señora mayor que necesita ayuda con la compra, podemos acercarnos y preguntarle con educación si necesita ayuda.

Normalmente se dejan ayudar y al final terminamos hablando con alguien que puede enseñarnos algo, también puedes deja propina en un bar e interactuar con el camarero ya que suelen ser personas acostumbradas al trato al público.

Otro método que funciona bien para conocer gente nueva es sonreír a quien pase a tu lado, decir los «buenos días» e incluso preguntar «¿Que tal el día?». La idea es abrirse al mundo con cierta energía y te prometo que te recompensará.

«Soy una persona tímida o demasiado efusiva con los demás»

Tanto si eres una persona tímida como si eres alguien que nunca deja de hablar o hacer bromas, posiblemente tu amistades no consigan conectar contigo.

Los amigos conectan constantemente a nivel emocional, son relaciones donde se comparten momentos y sentimientos, por ello tu actitud mesurada, prudente, y activa, puede ser determinante para no quedarte sin amigos.

«Creo que he sido un poco egoísta y es hora de pedir perdón. Pero, ¿cómo lo hago?»

Tanto crear amistades nuevas, como mantenerlas, requiere de un pequeño esfuerzo por nuestra parte.

Sobre todo, y el truco está aquí, debemos tener empatía y amabilidad con el fin de que la otra persona, en el momento que nos necesite, sienta que hay alguien que se preocupa y escucha lo que tiene que decir.

Cuando alguien da un trocito de su tiempo, 100% prestando atención a lo que tenemos que decir, sin juzgar ni dar opiniones antes de tiempo, solamente mirándonos callados y atentos a nuestras emociones, ocurre algo mágico.

Examina si puede estar aquí tu error, llama a esa persona y dile que te importa. Y si es preciso, pídele perdón comenzando por decir cómo te sientes al estar solo o sola, que la echas de menos, o al menos dile que te gustaría hacer algo nuevo con ella.

«¿Por qué no tengo amigos si soy buena persona?»

El que seas o no buena persona, no siempre tiene que estar relacionado con tu calidad o cantidad de amigos a tu alrededor.

La amistad tiene más que ver con la actitud que tenemos hacia las personas que nos rodean.

Posiblemente seas buena persona, pero igual no estás haciendo las cosas bien.

Un buen método para averiguar esto es recurrir a alguien de confianza que pueda darte una visión crítica pero constructiva de tu problema. Quizás termine por decirte que «tal o cual forma de actuar deberías mejorarla».

Esto, que a priori podemos mal interpretar, es en realidad oro puro, ya que a veces nos cuesta aceptar críticas pero viviendo de alguien importante es una oportunidad para cambiar nuestra actitud y mejorar nuestras relaciones personales.

Conclusión

Para terminar, me gustaría decirte que hay personas que te necesitan igual que tu a ellos. Necesitan que les oigas, que les hagas reír, y que les digas lo fantásticas que son. Lo mismo que tú.

Es humano, normal y a todo el mundo le pasa.

Y si has leído este artículo entero, es porque ya has dado el primer paso para cambiar tu situación. Tienes la actitud y el poder de generar cambios a tu alrededor.

¡Enhorabuena! 😉

ATENCIÓN: NUEVO GRUPO DE FACEBOOK para mejorar las habilidades sociales, superar la timidez, potenciar nuestra asertividad y aumentar nuestros círculos de amistades. ¿Nos vemos dentro?.

ENTRA AQUÍ.

¿Me ayudas a compartirlo?